Desmineralizadores DI-132/IÓNIC Desmineralizadores DI-132/IÓNIC Desmineralizadores DI-132/IÓNIC Desmineralizadores DI-132/IÓNIC Desmineralizadores DI-132/IÓNIC Desmineralizadores DI-132/IÓNIC

DESMINEALIZADORES DI-132/IÓNIC

Desmineralizadores compactos para pequeñas producciones, de funcionamiento semi-automático o automático para la producción de agua de alta calidad para procesos.

Modelo Lts meq/l m3/h P.V.P./Ud
DI-132/030/IONIC 30+30 15 1 6.652,69 €
DI-132/050/IONIC 50+50 25 1,5 6.959,49 €
DI-132/070/IONIC 70+70 35 2,1 7.417,00 €
DI-132/100/IONIC 100+100 50 3 8.648,86 €
DI-132/125/IONIC 125+125 65 4 9.031,72 €

 

 

Agua desmineralizada

Es el agua a la cual se le quitan los minerales y las sales.

 Se utiliza cuando se requiere agua con bajo contenido en sal para tanto aguas de consumo como en procesos industriales donde se requier  baja conductividad.

 Algunos ejemplos de su uso son:

El agua desionizada se puede producir vía intercambio iónico con resinas catiónicas y aniónicas. 

Las resinas necesitan ser regeneradas con un ácido o una sustancia cáustica. Para reducir el coste de la regeneración de grandes sistemas de agua desmineralizada se pretrata el agua con una unidad de ósmosis inversa, que reduce el contenido de sales totales en más del 90% y reduce así el coste que produce la regeneración. A continuación de los intercambiadores catiónicos y aniónicos se pueden utilizar los intercambiadores de cama mixta para reducir la conductividad aún más.

En en algunos casos la ósmosis inversa es suficiente (retiro de la sal de hasta 99.8%).

Los usos comunes para el agua desmineralizada son el uso como agua ultra pura, que tiene incluso mayores estándares de contaminación. En el resto de los casos los contaminantes orgánicos se quitan junto con todos los componentes biológicos. Las mejores calidades de agua ultra pura se utilizan en la industria de los microchips y en la industria farmacéutica.

El agua desmineralizada es absolutamente agresiva para los metales, incluso para el acero inoxidable. Por tanto en muchos casos para transportar agua desmineralizada se utilizan materiales plásticos.